Image for post
Image for post
Un pequeño tributo al genio del futbol

El futbol estaba desordenado y vacío, hasta que llegó un tal Diego.

Con sus pies le puso orden a la idea del balón que antes nadie entendía. Nos mostró el camino de lo excelso y lo ordinario. Acercó la idea de la gloria a nuestra circunstancia. Por un lado encarnaba al futbolista mágico y por otro se mostraba tan común y tan corriente, como tú y yo. Era de barrio pobre, chaparro, gordo, borracho amable y desenfrenado lujurioso; los excesos en su vida eran un fiel reflejo del talento que en la cancha le sobraba.

Maradona es ese símbolo y esperanza de llegar a lo más alto aunque no tengamos la disciplina, ni los recursos, ni la fisonomía, ni nada de lo que tienen las leyendas del deporte. Bastaría encontrar y explotar nuestro talento único sin aspirar a la idea de la perfección absoluta e inmácula. …


Image for post
Image for post

Hace poco te conté la anécdota de la canasta basquetbolera que me enseñó a reírme de los planes. Yo no tenía la menor idea que un amigo era el dueño de esa canasta. Resulta que en esa época ni nos conocíamos, y ahora que la leyó, tanto él como su hermano se dieron cuenta que hablábamos de lo mismo.

A raíz de esta coincidencia platiqué con Omar pidiéndole que me contara más de su lado de la historia y esta plática nos llevo a otra y a otra. Y es que, como dice Robert McKee: “las historias son la moneda del contacto humano”.


Image for post
Image for post

La vez que más me he reído en la vida fue esa tarde hace como 25 años después de una peculiar canasta basquetbolera.

Vivía en la calle Cabrera de un barrio común en Montemorelos. Solía salir a jugar futbol y basquet con los amigos vecinos de la cuadra, pero cuando se trataba de basquetbol era Morty el que mejor jugaba y más le sabía a todo lo relacionado a la NBA y sus jugadores.

Esa tarde era la que habíamos pactado Milton, Morty y yo para invadir la cancha de una casa que estaba a la vuelta de donde vivíamos. Era una mini-cancha de basquet con una canasta casera e improvisada a la que le habíamos estado echando el ojo desde hacía semanas. …


Image for post
Image for post

Me quedó claro esa vez en un bar de la Habana, mientras escuchaba un grupo local ejecutando las canciones más representativas con un corazón muy endémico de la isla. Guantanamera y Chan Chan siempre encabezando esa lista.⁣⁣⁣


Borges se cansó de decir que la #lectura debe ser una de las formas de la felicidad, que debemos tener placer en un libro y no leerlo por obligación.

Image for post
Image for post


«¿Y por qué no la tiran, si esta casa es la vergüenza del pueblo?», me cuestionaba al caminar apresurado en chanclas por alguna de las escasas calles de Braunau Am Inn, una pequeña localidad al norte de Austria que visité por el morbo que me han llevado a muchos lugares.

Image for post
Image for post
Braunau Am Inn, Austria, 2006

En esa ocasión, mi yo detective-historiador estaba ahí por una curiosidad oscura, la casa de la que ninguno de los lugareños habla, el lugar que vio nacer al personaje más determinante del siglo XX: Adolfo Hitler, el Führer.

Ya había leído de ese lugar, se le conoce como la casa de Hitler pero en realidad era una posada con varios cuartos, en uno de los cuales nació el famoso dictador que aunque solo pasó semanas en ese edificio, lo dejó manchado para siempre, así como lo hizo con el mundo entero. …


Image for post
Image for post

Déjame contarte de esa noble ocasión cuando un repentino viejito me regaló mucho más que una foto del recuerdo.⁣⁣

Visitaba uno de los tantos templos milenarios de la lejana China, cuando el asombro nos alcanzó a ambos en la misma escalera: por un lado yo no lograba imaginar la cantidad de historias que han sucedido en ese lugar de película y por otro, al señor Wang (llamémosle así) le ganaba la pena de acercarse a saludar y llevarse el recuerdo de un mexicano en foto. ⁣⁣


— I’m just fat! I’m just fat!

Gritaba Pipo mientras se ponía duro evitando que el doctor lo acostara en la cama del hospital para palparle la panza. Unos 10 estudiantes de medicina miraban asombrados mientras mi compadre gritaba más fuerte y se agarraba el mórbido balón que lleva por barriga hasta que uno de esos estudiantes detuvo al viejito y le explicó que efectivamente Pipo no estaba enfermo, solo estaba panzón y era muy chistoso.

Reímos todos: estudiantes, doctor, los demás pacientes y nosotros, los siempre vestidos de verde.

Era la mañana del lunes 18 de junio del 2020, habían transcurrido ya varias horas desde mi llegada al hospital y ese era mi primer momento de risa. Pero, ¿cómo pasamos de la ambulancia a Pipo salvando la dignidad de su abdomen? ¿Qué hacía en una cama de hospital si no estaba enfermo? ¿En qué momento comenzó a hablar en lenguas? …


Image for post
Image for post
Así terminé en un hospital de Rusia

— Otro mexicano caído por el alcohol, ¡viva México!
— No we, la neta no tomo.

— Y a ti, ¿qué te pasó paisano? Te pasaste de chelas, ¿verdad?
— No hermano, estoy aquí porque me duele la panza.

— No mames, tú si te enfiestaste de más, ¡hasta en silla de ruedas te traen! ¡A huevo carnal!
— Es que no puedo ni caminar, compadre.

Así me recibían varios compatriotas en la entrada de urgencias del Hospital #1 de Moscú el 17 de junio de 2018, pocos minutos después del triunfo de la selección mexicana en su debut mundialista contra Alemania. …


Hace un par de años estuve junto a @soyenocmojica y Pipo en Auschwitz. Ahorita mientras seleccionaba las fotos se me revolvió el estómago de nostalgia por el viaje mas triste que he hecho 😕⁣

Image for post
Image for post

About

zamer

Creo en el poder del verdadero storytelling.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store